9  de enero de 2015   

Casanello le dijo que no al pedido de sobreseimiento presentado por Macri en la causa por escuchas

El juez que lleva adelante la investigación consideró “prematuro” el pedido del Jefe de Gobierno, dado que se encuentra a la espera de una información que pidió vía exhorto a los Estados Unidos.

Pese a haber pedido su sobreseimiento en el año 2014, la causa por escuchas ilegales continúa siendo la piedra en el zapato del Jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri. Ya que este martes, según consigna Infobae, el juez Sebastián Casanello rechazó el planteo del líder del PRO por considerarlo “prematuro”, teniendo en cuenta que aún le resta investigar la información que pidió, vía exhorto, a los Estados Unidos.

Los datos en cuestión refieren a una empresa de seguridad contratada por su padre, Franco Macri, para investigar a su yerno, cuyo teléfono estuvo “pinchado”, uno de los hechos por los que se lo acusa al Jefe de Gobierno.

Se trata del caso de Néstor Leonardo. Según la defensa de Macri, fue el padre del funcionario quien contrató a la empresa Ackerman Group LLC Security & Investigative Consultants, con sede en EE.UU, para investigar a su yerno, quien estuvo casado con Sandra Macri, fallecida en junio del año pasado.

El otro hecho por el cual se investiga a Macri es la escucha que tuvo como víctima a Sergio Burstein, familiar de víctimas del atentado a la AMIA.

El año pasado, Casanello consideró que aún no había “una prueba directa que permita sostener que Macri haya requerido u ordenado espiar a Leonardo y Burstein” y por eso omitió enviarlo a juicio oral y público, como sí hizo con el resto de los acusados: el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge “Fino” Palacios; el espía Ciro James; y el ex Ministro de Educación Mariano Narodowski, entre otros. Se los acusa de asociación ilícita, intervención indebida de las comunicaciones telefónicas, falsedad ideológica e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

“Es menester estar a la espera de la respuesta de las autoridades norteamericanas a los fines de agotar la encuesta en ese sentido y contar con aquella prueba directa”, contestó Casanello, en una resolución que lleva fecha del 29 de diciembre pasado pero recién se conoció este martes.

“Resta a la fecha contar con la respuesta plena a los interrogantes que motivaran el libramiento de la rogatoria internacional y que fueran explícitamente sindicados por la Cámara Federal al revisar el decisorio que decretó la nulidad parcial de la clausura de instrucción, razón por la cual habré de rechazar el pedido de sobreseimiento por prematuro”, concluyó.