15  de diciembre de 2014   

Ley promueve la donación de células madre

Habrá mecanismos en las maternidades de los Hospitales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que aportarán a un Banco Público. Requisitos para la madre donante.

La Legislatura porteña promovió por ley la donación de células madre y estableció los mecanismos necesarios para que las maternidades de los Hospitales de la Ciudad aporten al Banco Público de Células Madre de Sangre de Cordón Umbilical y placenta, que deberá estar comprendido en las leyes vigentes y las disposiciones del INCUCAI.

Los autores del proyecto, diputados Raquel Herrero y Federico Salvai (PRO), destacaron “la participación de especialistas mientras se consideró el tema en comisión” y agradecieron “el consenso de esta Legislatura que permitió la aprobación de un proyecto fundamental para la salud pública, que fue trabajado durante varios meses y contó con la firma de todos los bloques que integran la Comisión”.

En los fundamentos del proyecto se explica que “la existencia de bancos públicos de sangre de cordón umbilical proporciona dos ventajas fundamentales: 1.- Aumento de las ofertas de células progenitoras hematopoyéticas con diferente perfil antigénico. Cuanto mayor sea la diversidad de perfiles HLA (Antígenos Leucocitarios Humanos), será más fácil encontrar una unidad de sangre de cordón umbilical compatible para cualquier persona que este necesitando una trasplante. 2.-Disponibilidad inmediata de las unidades. Esto es de particular importancia para pacientes que padecen enfermedades hematológicas, como leucemia, anemia aplástica o inmunodeficiencias. En estos casos, cada día de demora en encontrar a un donante compatible es crítico”.

“Es una ley de promoción y el objetivo es hacerle saber a la sociedad la importancia de donar. Este material biológico, anteriormente era desechado y puede ser de gran ayuda para el avance científico, que no sólo ayude a salvar vidas, sino el que abra las puertas para la lucha contra diferentes enfermedades”, explicó Herrero. En tanto Salvai destacó que las células hematopoyéticas de cordón umbilical (células madre) “tienen la capacidad de dividirse indefinidamente y también de diferenciarse para producir células especializadas. De esta manera, pueden regenerar los principales componentes de la sangre e inclusive a la médula ósea en su totalidad y al sistema inmunológico cuando estos están seriamente afectados por una enfermedad”.

Según determina el artículo 3° de la ley, la madre deberá ser mayor de edad, tener una edad gestacional mínima de 34 semanas en el momento de la colecta, estar cursando un embarazo simple (un solo bebé), no tener historia médica de enfermedades neoplásicas o hematológicas y no poseer antecedentes o riesgo de padecer enfermedades infectocontagiosas. También deberá expresar su consentimiento informado por escrito para realizar la colecta.

Los Bancos de Células Progenitoras Hematopoyéticas (B-CPH-SCU provenientes de la sangre que queda en la placenta y el cordón umbilical luego de producido el alumbramiento), deberán informar al Registro de Donantes Voluntarios de CPH del INCUCAI las características de las unidades colectadas.

En Argentina, desde el año 2005 existe un banco público de sangre del cordón umbilical en el Hospital Garrahan con capacidad para 3.600 unidades y que hoy cuenta con unas 1.000 unidades disponibles para trasplante. Todas las unidades de sangre de cordón umbilical criopreservadas son informadas al Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas, organismo que funciona dentro del INCUCAI. A su vez, esta base de datos es incorporada a una red internacional (Bone Marrow Donors Worldwide, BMDW, http://www.bmdw.org ) que agrupa a registros y bancos de sangre de cordón umbilical de un gran número de países, reuniendo más de 15 millones de donantes voluntarios y unidades de sangre de cordón.