comuna13online.com.ar

29  de abril de 2014

Los medios de la ciudad y el Ente

El martes 15 del corriente, se llevó a cabo, en la sede central del Ente Único Regulador de los Servicios Públicos de la Ciudad,  una reunión con los medios de prensa barriales.  El propósito es fortalecer el vínculo del organismo con las comunas, a partir de una campaña informativa sobre las herramientas brindadas por éste para la defensa de los ciudadanos.

En la misma, participaron, Onda Latina, Arinfo, Botánico Sur, Alerta Militante, Devoto Magazine, El Abasto, La Posta Capital, La Bocina, El Barrio Pueyrredón, comuna 13 online, Infoagronomía, Aquí Mataderos, El Periódico de la Gente, La Rayuela en la Vereda, Todo Paternal, Tras Cartón, Villa Crespo Mi Barrio, Vínculos Vecinales, Agenda Parque Patricios, Síntesis Porteña, Sur Capitalino, Periódico El Barrio, En El Diario, Parquechasweb y, los directores, Julio Raffo – quien propuso este encuentro -, la Dra. María Alejandra Goldsack, el Dr. Fernando Lauria y  el Dr. Fernando Barrera.

Los editores de los medios de comunicación y los directores del Ente, mantuvieron un interesante intercambio de ideas y opiniones relacionadas a la forma de comunicar la iniciativa propuesta, comprometiéndose a transmitirla y colaborar con la mencionada campaña.

Julio Raffo, se propuso, junto con su quipo de colaboradores, Roberto Mazzali y Mercedes de los Santos, establecer un contacto con las organizaciones  barriales, generando reuniones informativas  para  que, de esa manera, los vecinos y a su vez usuarios, sepan cómo proceder ante el incumplimiento de las empresas que prestan servicios en la ciudad. Seguidamente,  se comprometió, a realizar el seguimiento de las denuncias, que pudieren efectuar los vecinos para obtener una respuesta rápida y efectiva.

Por tal motivo, se invita a las instituciones y organizaciones vecinales que a la fecha no hayan sido contactadas, a que se comuniquen a estas direcciones de correo: robertomazzali.ente@outlook.com. o bien llamando a los teléfonos 4344 3411- 11 5799-8974 – .

Finalmente, se informó que Agentes del Departamento de Capacitación al Usuario y del Área de Atención al Usuario, se encuentran desarrollando una campaña de difusión de material institucional y toma de denuncias, asesorando a los usuarios de sus derechos y obligaciones en el uso de los Servicios Públicos. Esta oficina móvil estará pasando por las comunas los días estipulados en la página www.entedelaciudad.gov.ar) que, no obstante, pueden estar sujetos a cambio por razones climáticas y operativas.

Acerca del Ente y los Medios de comunicación barriales

 

El Ente  Único Regulador de los Servicios Públicos de la Ciudad (o “El Ente de la Ciudad”) constituye un importante instrumento para la defensa de los consumidores y usuarios de servicios públicos de la Ciudad de acuerdo con el Art. 48 de la Constitución de la CABA.  A ello se añade la especificación que realiza el Art. 138 de nuestra Constitución en cuanto le atribuye la responsabilidad de ejercer “…el control, seguimiento y resguardo de la calidad de los servicios públicos cuya prestación o fiscalización se realice por la administración central y descentralizada o por terceros para la defensa y protección  de los derechos de los usuarios y consumidores, de la competencia  y del medio ambiente…”.

    Cuando se produjo el proceso privatizador de las empresas del Estado –que critiqué y critico, por su concepción política y por su implementación deshonesta- los servicios públicos fueron “concesionados” a terceros y, por ello se hizo necesaria la implementación práctica del principio según el cual “…el poder concedente no regula, y el ente regulador no concede….”.

Al crearse estos “entes” se creaba una instancia que, autárquica del Poder que celebraba la concesión, velara por el interés de los usuarios y consumidores respecto de que cada concesión cumpliera, no sólo a la normativa de los pliegos, sino también con el real objetivo de atender al interés público que el servicio concedido tiene la obligación de satisfacer [1]. De allí la potestad “regulatoria” de este tipo de entes, lo cual les permite, y los obliga, a ir más allá de la letra del pliego dictando las disposiciones que ajuste la siempre presente brecha entre las previsiones normativas y la realidad de los hechos, brecha que generalmente es aprovechada por los concesionarios para minimizar sus costos y maximizar sus lucros en perjuicio del usuario y del consumidor. Y nadie se puede sentir ofendido por esta afirmación toda vez que el “lucro” es el objetivo central de las sociedades comerciales, según la más que centenaria definición que da nuestro Código de Comercio en su ART. 8° y nuestra Ley de Sociedades.

Así es que nuestro Ente tiene la enorme responsabilidad de cumplir, eficazmente, las importantes tareas que la Constitución y la Ley N° 210 CABA le imponen respecto del transporte público de pasajeros, alumbrado público y señalamiento luminoso, higiene urbana (lo que incluye a la remoción de la basura), estacionamiento público concesionado, autopistas (con peaje), tratamiento, transporte y disposición de residuos patológicos, televisión por cable (en los términos del Art. 3° de la Ley), sistema de verificación fotográfica de infracciones de tránsito, servicio de transporte escolar y los servicios públicos que se prestan en la Ciudad  (en los términos del Art. 3° de la Ley).

Esta es la descripción de sus potestades normativas las cuales no podrían, a mi juicio, realizarse eficazmente sin la permanente colaboración y control de los usuarios, que son la razón de ser del Ente, los cuales necesitan de su protección en sus desiguales relaciones con las grandes empresas que tienen a su cargo la prestación de todos esos servicios, que producen y comercializan lo que ellos consumen y que afectan el medio ambiente contaminándolo.

No tengo ninguna duda de que esa colaboración y control de los usuarios requieren que los medios de comunicación barriales, difundan con regularidad lo que el Ente es, lo que hace y lo que puede hacer para su protección, y no señalen lo que pudieran ser nuestras deficiencias para ayudarnos a superarlas, puesto que esa es nuestra obligación

Julio Raffo

[1] A. Gordillo, “Tratado de Derecho Administrativo – La Defensa del Usuario y del Administrado” VII-18

 

 

 

volver