11  de diciembre de 2013

Sobre la construcción de túneles en las Av. San Martín y de los Constituyentes

El Defensor Adjunto de la Ciudad de Buenos Aires, Gerardo Gómez Coronado expresó: “No estaban contempladas estas obras por el Gobierno de la Ciudad y se ejecutarán gracias a la movilización de los vecinos”.

La Defensoría del Pueblo trató varias actuaciones referidas a los pasos bajo nivel de bajo gálibo -más conocidos como “sapitos”-, cuya característica distintiva era su emplazamiento sobre calles donde no existían barreras y que solo permitían el paso de autos particulares de baja altura.

Justamente estas características fueron las que motivaron la inquietud vecinal por la alteración de la fisonomía y el tránsito en muchas de estas arterias y fundamentalmente la contradicción con lo establecido en el Plan Urbano Ambiental (Ley 2930) que postula la sustitución de los cruces a nivel con barreras, la prioridad de los cruces en las Avenidas para eliminación de obstáculos y la prioridad que debía dársele a las obras viales que fomenten el transporte público (en este caso colectivos).

En este sentido, la construcción de pasos bajo nivel en las Avenidas San Martín y Constituyentes que se están licitando actualmente, originalmente se preveía la ejecución de sapitos en calles aledañas a estas avenidas, criterio que fue cuestionado por la Defensoría del Pueblo mediante las Resoluciones Nº 1070/2011 y 939/2011.

En lugar del túnel de la Av. San Martín se planteaba la construcción de pasos en las calles Cuenca y Lavallol que, además, no serían aptos para transporte público ni tránsito pesado por lo que el paso a nivel de San Martín seguiría existiendo. De este modo no sólo se hubieran generado inconvenientes para las calles en cuestión, caracterizadas por el uso residencial, sino que además se estaba fomentando el uso de los vehículos privados cuyo uso debería ser desalentado, en desmedro del transporte público.

Por los mismos motivos se cuestionó la construcción de los sapitos en las calles Ceretti y Zamudio, cercanas a la Av. de los Constituyentes.

En las resoluciones emitidas por la Defensoría del Pueblo se mencionaba la conveniencia de privilegiar los pasos en las avenidas, que son los realmente necesarios, en lugar de en las calles internas.

Fue gracias a la movilización de los vecinos, que hasta presentaron un recurso de amparo, y a la actuación de instituciones como esta Defensoría del Pueblo que el GCBA modificó su criterio inicial y optó por ejecutar los pasos en las avenidas.

 

 

volver