5  de diciembre de 2013

Crítica y propuesta sobre el Metrobús de la Avenida 9 de Julio de un Defensor del Pueblo Adjunto

Desde la oficina de prensa del Defensor del Pueblo Adjunto Gerardo Gómez Coronado, hicieron llegar a nuestra Redacción los temas a tratar en la adjuntía: planeamiento, identidad barrial, preservación arquitectónica, transporte, movilidad, servicios públicos y temáticas sociales que involucren infancia, adolescencia y juventud.

En esta oportunidad se hace pública una propuesta sobre el Metrobús de la Avenida 9 de Julio que nos pareció de interés para nuestros Lectores.

A partir del surgimiento del Metrobús, por las calles internas entre las Avenidas 9 de Julio y Leandro N. Alem-Paseo Colón, prácticamente no circulan líneas de colectivos. Es decir que para acceder a alguna de las líneas que vincula los nodos Retiro y Constitución es necesario desplazarse hasta 400 metros para llegar a alguna de las avenidas y, en el caso de optarse por las líneas que integran el Metrobús, hay que recorrer unos 300 metros más para llegar a la parada ya que éstas se localizan a una distancia de entre 400 y 500 metros entre sí, lo que significa un recorrido de aproximadamente 700 metros para acceder al transporte público

Se destaca la funcionalidad y beneficios que ésta trajo consigo pero también es pertinente mencionar que hay sectores de la sociedad que se ven perjudicados por estas medidas y que sus necesidades merecen ser atendidas.

El día 4 de diciembre se firmó la actuación Nº 4745/12, iniciada de oficio por el Defensor Adjunto del Pueblo, Gerardo Gómez Coronado, a efectos de recabar información sobre el proyecto de instalación del sistema de Metrobús sobre la Avenida 9 de Julio entre la Avenida San Juan y la calle Arroyo de esta Ciudad.

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad recomienda implementar un servicio alternativo, que cubra el recorrido entre las estaciones de Retiro-Constitución, circulando por las calles internas, entre las Avenidas 9 de Julio y Leandro N. Alem. Este servicio podría estar bajo la órbita del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y brindarse mediante la utilización de vehículos pequeños, miniómnibus, y no contaminantes, en atención al escaso ancho de las calles y al hecho de que son Prioridad Peatón. Los mismos podrían circular por alguna de las arterias de tránsito restringido arriba mencionadas, por ejemplo, Maipú-Chacabuco y San Martín-Bolívar.

 

 

volver