17 de septiembre de 2013

El Gobierno de la Ciudad no supervisa ni evalúa a las empresas

El Gobierno de la Ciudad aprobó la adjudicación del contrato de la basura por diez años más a las empresas prestatarias: Cliba(Grupo Roggio), Urbasur(Transporte Olivos), AESA, Integra (Grupo Impsa), Nítida (Grupo EMAPA) y Ashira por 30.000 millones de pesos para la próxima década. Dichas empresas vienen prestando servicios en la Ciudad y en otros municipios, con fuertes críticas de la comunidad.

“Creemos que debería hacerse una evaluación y auditoría de los servicios brindados hasta este momento consultando con las asociaciones vecinales, Juntas comunales y Consejos Consultivos”, expresó María Elena Naddeo, legisladora porteña y actual candidata a renovar su banca por Alternativa Popular.

Y agregó: “No se han establecido nuevas pautas de calidad, ni metas de separación en origen domiciliaria, más allá de la experiencia piloto en Villa Crespo y Palermo, y en escasas manzanas”.

El Gobierno porteño ha decidido cambiar empresas de zonas, por ejemplo, la zona 1 (Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Montserrat y Constitución) ahora va a estar en manos de AESA, que prestaba antes en el corredor norte (Recoleta, Núñez, Belgrano, Colegiales y Palermo). “Sería necesario que Macri y el PRO informen el porqué del cambio”, señaló Naddeo.

El Gobierno porteño se comprometió a bajar el 78% de su producción de basura, a partir de la separación domiciliaria y el tratamiento sustentable, pero no está tomando las medidas necesarias para el cumplimiento de la Ley de Basura Cero N°1854 sancionada en el 2005.

“Reclamamos que esta discusión se traslade a la Legislatura porteña en la cual nunca pudo aprobarse el pliego licitatorio”, finalizó la legisladora.

 

 

volver