5 de julio de 2013

Los argentinos tenemos voluntad de cambio.

Nuestra forma de pensar, de soñar y nuestro orgullo colectivo se basan en creer en una premisa muy simple y muy básica, que se puede resumir en unas pocas palabras: todos los hombres y mujeres somos creados iguales, con los mismos derechos fundamentales, como son la vida, la felicidad y la libertad.

Como habitantes de esta República podemos creer en sueños grandes y sencillos, en tener una idea y poder desarrollarla en un contexto de libertad y también podemos participar en un proceso Político y trabajar todos juntos para lograr el gran cambio que necesita la Argentina.

En estas elecciones que se aproximan debemos reafirmar los valores de nuestra República y mantenerlos frente a una dura realidad que nos demuestra que al gobierno de Cristina Kirchner no le importa pasar por encima de las reglas de juego, con tal de seguir en el poder, por más que esto implique tener víctimas fatales en los trenes, por más que esto implique los jubilados de este país no puedan cobrar lo que realmente les corresponde, por más que esto implique que las familias argentinas deban comprar de manera salteada los alimentos de primera necesidad “gracias” a los durísimos efectos de la inflación, o por más que esto implique no investigar las sospechas de corrupción que la rodean e incluyen.

Será a través del cambio, de la idoneidad y del compromiso donde los Argentinos podremos asegurar que las puertas de la oportunidad se encuentren abiertas para todos, sin importar sus orígenes ni su pensamiento. Esta es la mejor herencia que les podemos dejar a nuestros hijos.

En esta elección le ofrecemos nuestra opción de ser un partido que viene gobernando la Ciudad de Buenos Aires desde diciembre de 2007, a través de la gestión de nuestro líder Mauricio Macri, que ha logrado cambiar la tendencia en la Ciudad, que ha logrado urbanizar villas, poner el idioma inglés desde primer grado y haber entregado netbooks a todos los alumnos de las escuelas primarias porteñas del estado, que ha logrado que gente como Vos pueda viajar en el subte de la línea A con aire acondicionado, que gente como Usted pueda usar el metrobús para ahorrar tiempo de viaje y que ese tiempo ganado se lo pueda dedicar a su familia, un Jefe de Gobierno que no le dio la espalda al problema de la inseguridad, sino que la enfrentó a través de la creación desde cero de la Policía Metropolitana, porque muchos de los llamados progresistas que critican las acciones de nuestro gobierno, no hicieron los grandes cambios estructurales durante los años que gobernaron la Ciudad, sino todo lo contrario.

Hay que tener coraje, pasión y voluntad de cambio para darle las respuestas que los Ciudadanos están esperando y Mauricio Macri dio muestras muy claras de este compromiso con los vecinos, con el hecho de seguir mejorando la calidad de vida de los Ciudadanos porteños y de seguir consolidando el cambio.

Sin embargo a lo largo del camino y de la gestión siempre aparecen los negadores de la realidad, los artífices de la división entre los Argentinos, los voceros del vamos por todo y los vendedores del relato oficial.

Pero quiero dejar en claro que no existe una Argentina de derecha y una Argentina de izquierda, sino que existe un país llamado Argentina, que no debería haber Argentinos de primera y Argentinos de segunda, sino Argentinos que conforman un solo pueblo y una sola República y juntos debemos defender los intereses colectivos de nuestra Nación.

Es esto último lo que vamos a poner en juego en esta próxima elección, es decir, si queremos participar de una política de mentiras, de cinismo, del vale todo, o si queremos participar de una política de esperanza que proporcione a todas las familias argentinas un camino a la oportunidad.

Porque no podemos permitirnos más años de división entre los Argentinos, creada con el solo objetivo de perpetuarse en el poder, en lugar de resolver los grandes problemas nacionales que tiene la Argentina.

Es hora de empezar a lograr el cambio a nivel nacional y estas elecciones legislativas nos comienzan a dar esa oportunidad.

Con la llegada de nuestros candidatos, Gabriela Michetti, Diego Santilli, Sergio Bergman, Federico Sturzenegger, Lidia Saya, al Congreso Nacional defenderemos con más fuerza las verdaderas políticas de Estado cuyo objetivo no sea sostener el capricho de quien nos gobierna, sino defender políticas nacidas con vista a los próximos veinte años y así, poder darles respuestas a las generaciones que nos siguen y empezar, todos juntos, a consolidar un país serio y encaminado realmente en el logro de su desarrollo.

Juntista Carlos M. Brun (Comuna 13).

 

 

volver