18 de junio de 2013

Distinguen a Buscarita Roa, Abuela de Plaza de Mayo

Recibió atributos de Personalidad Destacada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el ámbito de los Derechos Humanos, durante un acto realizado en el Salón Dorado del Palacio Legislativo.

Buscarita Roa, integrante de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo a partir de que el mayor de sus siete hijos, José Poblete, fuera secuestrado el 28 de noviembre de 1978 junto a su mujer Gertrudis Hlaczik y a su hija Claudia Victoria que entonces tenía 8 meses, recibió el lunes 17 de junio el diploma que la acredita como “Personalidad Destacada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el ámbito de los Derechos Humanos”.

El acto tuvo lugar a partir de las 18 horas en Salón San Martín con la presencia de las actrices Cecilia Roth y Andrea Villamayr y otros actores del grupo “Teatro por la Identidad”, la Vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Rosa Roisinblit y la Diputada del Frente para la Victoria Gabriela Alegre, autora de la ley que otorga la distinción junto a la Diputada María Elena Naddeo (FPP). El Diputado Juan Cabandié (FpV) envió su adhesión ya que no podía asistir por ocupaciones relacionadas a su función. En tanto participaron también el Diputado Nacional del mismo partido Horacio Pietragalla, otras Abuelas y Madres, Línea Fundadora, de Plaza de Mayo, Padres de Plaza de Mayo, Familiares de Detenidos Desaparecidos por razones políticas y otros funcionarios.

Buscarita dedicó este diploma de Personalidad Destacada a su hijo y a su nuera desaparecidos y a todos los 30.000 compañeros que no están. Luego agradeció a tantas personas que la acompañan siempre y reconoció que hijos, madres, tíos, nietos, abuelas, padres y amigos que trabajan para encontrar a los nietos, hijos de desaparecidos, le dan fuerzas cuando por momentos está “cansada y con ganas de no seguir” y gracias a la fuerza de ellos al día siguiente “se levanta con más energía para ir a buscar a tantos nietos que todavía faltan”. Finalmente agradeció al “gobierno de (el ex Presidente) Néstor Kirchner por haber posibilitado que tantos genocidas estén hoy en la cárcel”.

Con los años, y gracias a los testimonios de los sobrevivientes, Buscarita supo que su hijo y su nuera estuvieron secuestrados en el Centro Clandestino de detención conocido como “El Olimpo”. Luego, en febrero del año 2000, logró reunirse con su nieta Claudia, a quien el Coronel Ceferino Landa y su esposa habían anotado como hija propia bajo el nombre de Mercedes. Con su identidad recuperada, Claudia fue la primera nieta en declarar en un juicio oral contra sus apropiadores en el 2001.

La Diputada Alegre, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura, aseguró: “La vida de Buscarita está atravesada de dolor y a la vez de tanta vida. Es una Abuela muy activa, preocupada por la transmisión de la memoria y la búsqueda de justicia. Sabe de la importancia de participar en cuanta charla, debate o encuentro donde la invitan para contar su historia, hasta lo hizo ante integrantes de las fuerzas de seguridad, en esta etapa política. Buscarita es un ejemplo de lucha incansable en el ámbito de los Derechos Humanos”.

La nieta de Buscarita, Claudia, dijo que su abuela es la que le “hace los fideos los domingos y la que lucha por encontrar a los nietos apropiados” y le agradeció “haber tenido la paciencia de buscarla y de aceptar la Claudia que encontró, además por haberle traído (a través de la memoria) a Pepe”, su papá.

 

 

volver