2 de enero de 2012

Fue declarado de interés cultural el ciclo “Televisión por la Inclusión
La serie de trece capítulos que describen mecanismos de exclusión fue reconocida durante un acto realizado en la Legislatura porteña.

 

El ciclo “Televisión por la Inclusión y sus creadores, Bernarda Llorente y Claudio Villarruel, fueron distinguidos en una ceremonia realizada en el Salón Dorado de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires encabezada por la diputada María José Lubertino (EPpV) autora de la declaración aprobada el 10 de diciembre pasado. A lo largo de trece unitarios, el ciclo recrea historias relacionadas con distintos mecanismos de exclusión social que ejerce una buena parte de nuestra sociedad y sufre otra.

La Diputada Lubertino, antes de entregar las distinciones, sostuvo que “este premio tiene que ver con la Argentina que queremos construir” y subrayó que la fecha de hoy también está vinculada con el tema del acto porque según consideró “aquel 20 de diciembre de 2001 cerraba un ciclo de política pública para unos pocos, hecho que se vincula con el tema de hoy que es la inclusión y la exclusión”. En ese sentido afirmó también que “a nivel nacional hoy estamos en un camino concreto en el que el Estado está al servicio de las personas”.

Luego la representante de la organización “Mujeres Unidas Migrantes Argentinas”, Natividad Obeso, reflexionó acerca de la “magnífica idea de Televisión por la Inclusión que demuestra que en esta sociedad encontramos gente con calidad humana como estos actores y productores que hacen este ciclo para concientizar a la población” y finalizó pidiéndoles que “continúen grabando este programa”.

“Estar acá en el lugar en donde están los representantes del pueblo es un honor” dijo Villarroel junto a su hija luego de recibir el reconocimiento y agregó: “hoy es un día muy especial, hace 10 años había un gobierno que peleaba por la exclusión y hoy hay un gobierno que lucha por la inclusión. Todavía hay mucho por hacer pero hemos crecido en respeto y solidaridad, tomamos conciencia de que existe el otro”. Luego agradeció a muchas de las personas que trabajaron con él y que posibilitaron la realización del ciclo, entre ellos a Javier Porta Fouz, Jorge Taiana, Juan Quinteros, Eduardo Frigerio, a los actores, a los directivos de canal 9; también a su mujer y a su suegra, sobreviviente de la dictadura de Pinochet, a quien entregó el diploma recibido; y especialmente a Bernarda Llorente. A ella, que no pudo llegar al evento, dijo: “compañera de ruta, sin ella no habría crecido tanto, de ella aprendí a poner mi experiencia al servicio de las personas que es para lo único que estamos acá”. Finalmente, presentó un corto publicitario de 360 TV en homenaje a las 37 víctimas de las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001 y afirmó “si no tenemos memoria no vamos para ningún lado”.

Estuvieron presentes además de los mencionados, el productor general del ciclo Gonzalo Otálora, la guionista Silvina Olschansky y los actores Mariano Argento y Pepe Arias, quienes se refirieron al ciclo y agradecieron a los creadores de “Televisión por la Inclusión”; también familiares y amigos de los homenajeados.

El ciclo

Los realizadores Bernarda Llorente y Claudio Villarruel vuelven, con este ciclo, a producir ficción de corte social con la premisa de difundir una mirada crítica sobre la discriminación, la violencia, la xenofobia, el acoso laboral, la esclavitud infantil y la autoexclusión social, según subrayaba Lubertino, impulsora de la iniciativa, entre los fundamentos del proyecto. El ciclo iniciado en octubre de este año en la pantalla de canal 9, recoge crónicas reales para traducirlas en historias de ficción ancladas en la actualidad.

Por cada capítulo hay un elenco distinto y, semana tras semana, se llevan a la pantalla diferentes historias (cuyas raíces son problemáticas sociales) que tienen el fin de generar conciencia, comprensión y solidaridad en los televidentes. El denominador común de las distintas historias del ciclo es la necesidad de Inclusión de quien es víctima de su condición y su entorno. Y la búsqueda de la Inclusión es a través de caminos que tienen que ver con la solidaridad (terceros que se hacen cargo de su responsabilidad ante el otro), la creatividad (capacidad para encontrar soluciones originales) y el tesón (decisión y perseverancia).

 

 

volver