14 de Noviembre de 2011

Leyes sobre resguardo de derechos de personas con discapacidad y defensa del consumidor

La Legislatura Porteña sancionó dos proyectos de ley de la legisladora María América González. Uno de los proyectos resguarda el derecho de las personas con discapacidad a viajar gratuitamente en transporte de pasajeros de media y larga distancia. Y el segundo atiende la problemática del consumidor sobreendeudado.

 

El primer proyecto prevé que las agencias y/o empresas de Transporte Automotor de Pasajeros, con sede central o sucursales en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que expendan pasajes de media y larga distancia, deberán colocar en lugares destacados de sus locales de venta y/o ventanillas de venta al público un cartel informativo con la siguiente leyenda:

Ley ………CABA (completar con el Nº de la presente Ley)

“En cumplimiento de lo establecido por la presente ley, y de acuerdo a lo dispuesto por Ley Nacional Nº 22.431 y modificatorias, las personas que posean Certificado de Discapacidad, expedido por autoridad competente, tienen derecho a viajar a cualquier destino del país en forma gratuita junto a un acompañante. El pasaje deberá ser solicitado ante la empresa de Transporte Automotor de Pasajeros con una antelación de al menos 48 horas.”

Para realizar denuncias por incumplimiento comunicarse a la Dirección General de Defensa y Protección del Consumidor, CABA, al 0800-999-2727, opción 4, o personalmente en cualquier Centro de Gestión y Participación Ciudadana del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. (CGPC).

La Diputada González explicó que “pese a la claridad de la normativa vigente, se originan problemáticas e inconvenientes que son denunciados permanentemente por los usuarios. Muchas veces el usuario desconoce los derechos que le otorga la Ley, y ante argumentos imprecisos de las empresas un gran número de personas con discapacidad no obtiene los pasajes que necesita. La implementación de esta ley incrementará el conocimiento de la norma que los habilita a obtener el pasaje gratuito, de una forma sencilla y directa”.

El segundo de los proyectos tiene que ver con el consumidor sobreendeudado. De acuerdo a la doctrina actual y la experiencia a nivel internacional existen dos tipos de sobreendeudamiento, el pasivo o de buena fe, que es el que se origina por diversas causas no imputables directamente al consumidor, tales como: la disminución de los ingresos familiares ocasionados por el despido de uno o más miembros familiares, la suspensión laboral, la disminución de horas extras, accidentes, enfermedad, la asunción de gastos imprevistos por el fallecimiento o nacimiento de uno de los miembros, separación o divorcio, el incremento abusivo de las tasas de interés en el caso de las financiaciones hipotecarias a tasas variables, la renovación de contratos de alquiler, robos, siniestros, etc. Y el activo, que es el originado por un consumidor negligente e irresponsable que contrae deudas excesivas respecto a los ingresos que percibe y toma créditos en forma simultánea haciendo un uso irracional de los instrumentos de crédito que posee.

En este sentido, la Diputada González señaló que “no existen en nuestro país, instituciones que tengan como objetivo solucionar el problema del sobreendeudamiento del consumidor; y en consecuencia el consumidor no puede reconducir su situación ni establecer las bases para renegociar las condiciones de pago de la deuda hacia el futuro desde un punto de vista económico. Por eso, la sanción de este proyecto permite, por ejemplo, establecer un procedimiento que en casos extremos de sobreendeudamiento le permita al consumidor contar con la posibilidad de buscar una salida razonable de esa situación, como también generar, a través de la institución correspondiente, acciones de asesoramiento, de difusión de la información sobre el contenido de los contratos de crédito, y de educación sobre el diseño presupuestario y el manejo de las finanzas familiares”, finalizó la legisladora porteña del bloque Buenos Aires para Todos.

 

volver