11 de Octubre de 2011

UN CONCIERTO DE FLAUTAS TRAVERSAS ACOMPAÑÓ LA CEREMONIA DEL HANAMI NATIVO BAJO EL LAPACHO DE MARTÍN EZCURRA

 

Con el apoyo del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires se realizó el festejo del Hanami Nativo bajo el lapacho de Ezcurra, en la esquina de las avenidas Figueroa Alcorta y Mariscal Ramón Castilla. El ensamble de la “Fundación Jorge Luis Borges” acompañó la ceremonia con un concierto de flautas traversas.

Hanami nativo es el nombre que le ha dado Cristina Coroleu a la celebración bajo los árboles autóctonos de la Ciudad en la plenitud de su floración y que realiza desde 2008. Se tendieron lienzos blancos para recoger los pétalos que caían -en este caso desde uno de los lapachos más antiguos y notables de la Ciudad- mientras se compartió un momento junto al árbol; se trató simplemente de estar bajo su copa florecida.

La artista plástica impulsa esta propuesta inspirada en la costumbre japonesa de honrar la flor del sakura (cerezo). Desde el período Edo (1600) esta ceremonia reúne a los japoneses bajo los árboles; ellos comen y beben al aire libre mientras los pétalos caen sobre sus cabezas como una lluvia rosa pálido.

En declaraciones periodísticas, Cristina Coroleu manifestó: “Soy nacida en la provincia de Córdoba y me casé con un porteño con lo cual me ‘aporteñé’ y empecé a amar a esta ciudad, pero anteriormente viví en Holanda. Cuando volví en el año 1985 nos instalamos en Belgrano R, y me gustaba recorrer la Ciudad en bicicleta ya que traje la costumbre de Ámsterdam donde su uso es cotidiano”.

“En el año 1990 vendimos nuestra casa de Belgrano R y compramos en Parque Chas una casa tipo chorizo totalmente destruida para reciclar. Fuimos de los primeros en reciclar una casa en Parque Chas. La idea la traje de Holanda donde nada se destruye y todo se transforma respetando las pautas del pasado. Durante los trabajos de remoción de escombros los operarios descubrieron unos túneles abovedados, lo que le dio todo un sentido mágico a nuestra mudanza. Yo me imaginaba que allí abajo vivía gente o seres extraños como en la novela de Ernesto Sábato, Informe sobre ciegos.”

 

 

volver