Consejos básicos para evitar la intoxicación con monóxido de carbono

Ante las bajas temperaturas que registra nuestra Ciudad, el Gobierno porteño difundió una serie de consejos a tener en cuenta para prevenir intoxicaciones por la inhalación de monóxido de carbono.

El Gobierno de la Ciudad, a través d su Ministerio de Salud, realizó una serie de recomendaciones con el objetivo de prevenir intoxicaciones por la inhalación de monóxido de carbono, originados por la combustión producida por artefactos de calefacción utilizados en ambientes cerrados.

La peligrosidad de la intoxicación por monóxido de carbono se debe a que es un gas inodoro, incoloro, insípido y no irritante, que se produce por la mala combustión del gas natural, la leña, el carbón o la nafta.

“es un gas que tiene una característica particular: no se huele, no se siente, y que se produce cuando hay un mal funcionamiento de los aparatos ya sea de gas o de automóviles con problemas en el caño de escape, o cuando se utilizan productos como el carbón dentro de un domicilio para calefaccionar”. explicó Silvia Cortese, médica toxicóloga del Ministerio de Salud.

Además afirmó que “la gente no se da cuenta de que se está intoxicando sino a partir de los síntomas que empiezan a aparecer: dolor de cabeza, náuseas, palpitaciones, vómitos y mareos. Y ese cuadro va progresando si la persona no sale del lugar”.

Según cifras oficiales el monóxido de carbono mata alrededor de 200 personas por año, Cuando se inhala este gas inoloro,  reemplaza al oxígeno en el torrente sanguíneo, lo que conlleva al sufrimiento de distintos órganos como el corazón y el cerebro.

Diez consejos básicos para evitar la intoxicación

  • Está prohibido el uso de cualquier artefacto que no sea de tiro balanceado en dormitorios y baños.
  • Nunca dormir con estufas prendidas, salvo las que son de tiro balanceado.
  • Verificar que no estén obstruidos los conductores o rejillas de ventilación.
  • Mantener siempre algún ambiente ventilado. Dejar al menos 10 centímetros abierta una ventana.
  • Revisar una vez por año por un gasista matriculado todo tipo de estufas, catalíticas, pantallas infrarrojas y salidas al exterior de aparatos calefactores.
  • Usar solo artefactos con salida al exterior
  • Evitar el uso de braseros o estufas a querosén. Si no pueden hacerlo, apagarlo antes de dormir.
  • Nunca usar hornallas y/o el horno para calefaccionar. Es preferible abrigarse con más ropa.
  • Al encender el automóvil verificar que el garaje esté ventilado.
  • Cuando se usan grupos electrógenos, deben colocarse al aire libre y no dentro del domicilio.

¿Cuáles son los síntomas más comunes de intoxicación?

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Mareos
  • Debilidad, cansancio y/o pérdida del conocimiento