Renovarán el Nodo Obelisco y la Línea D del subte

Mejorará el acceso y la circulación en pasillos y andenes de las líneas D, B y C, en la D se reemplazará el sistema de señales y se incorporarán coches.

Rodríguez Larreta presentó ayer por la tarde el proyecto de modernización para del Nodo Obleisco, que conecta las Estaciones de subte Carlos Pellegrini, Diagonal Norte y 9 de Julio de las líneas B, C y D respectivamente y la renovación de la Línea D del subterráneo.

“Es una obra impresionante para seguir mejorando el servicio de subte, para seguir mejorando el transporte público en la Ciudad, que es como viaja la gran mayoría de la gente”, expresó Rodríguez Larreta

Con la modernización del Nodo Obelisco buscan evitar congestión de pasajeros que se genera en las combinaciones  y andenes  y así facilitar el acceso y la combinación entre las líneas. Por otro lado se mejorará la seguridad en caso de emergencia.

Con la renovación, el Nuevo Nodo Obelisco contará con:

  • Un nuevo túnel que correrá debajo de la calle Sarmiento, entre Suipacha y Esmeralda, que tendrá empalmes con el andén Catedral de la Línea D y el andén Constitución de la Línea C.
  • Acceso sobre la calle Sarmiento, entre Suipacha y Esmeralda, que ampliará los espacios de combinación y evacuación. Además, permitirá que personas con movilidad reducida accedan a la estación Diagonal Norte de la Línea C y al andén norte de la estación 9 de Julio de la Línea D.
  • Un nuevo pasillo para realizar el trasbordo desde la Línea D a las Líneas B y C.
  • La ampliación de los andenes de las estaciones 9 de Julio hacia Catedral (Línea D) y Diagonal Norte en ambos sentidos (Línea C).
  • Se construirá una nueva entrada sobre la calle Sarmiento al 800.
  • Incorporarán nuevas escaleras fijas, mecánicas y ascensores para mejorar la accesibilidad.

La  Línea D del subte recibirá una inversión de casi usd 150 millones que servirán para la renovación del sistema de señalamiento, reemplazando el actual sistema ATP (Automatic Train Stop) por CBTC (Communications-Based Train Control) ampliamente más moderno.

Esta obra fue licitada por Subterráneos de Buenos Aires S.E. en 2016 y nunca fue adjudicada por falta de financiamiento. Ahora la obra completa un contempla un endeudamiento de hasta 105 millones de dólares con el Banco Europeo de Inversiones.

La instalación del nuevo sistema de especialización le permitirá a la Línea ampliar de su flota de coches en un 30% y  reducir el tiempo de viaje en un 15% entre cabeceras. Además con la incorporación de nuevos coches se busca alcanzar que la totalidad de los coches estén equipados con aire acondicionado. Se estipula que los trabajos estará terminados en 2020.

“Con esto vamos a dar un paso más en la mejora de la frecuencia, en este caso de la Línea D, y también en cuanto a la comodidad y la seguridad en la conexión de las tres líneas que hay aquí en esta zona céntrica de la Ciudad”, aseguró Rodríguez Larreta.

Por su parte el Ministro de “Vamos a lograr que el viaje desde Núñez a Catedral, que hoy dura 26 minutos, pase a durar 22. Esos cuatro minutos, para alguien que viaja todos los días dos veces, equivalen casi a medio día de trabajo en un mes”, agregó Franco Moccia, Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte.

Nuevo pasillo en la Estación 9 de Julio de la Línea D

Para la concreción de estos dos proyectos, el Gobierno de la Ciudad está decidido a tomar deuda, hay en avanzado un préstamo de hasta usd 105 millones con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) que Subterráneos de Buenos Aires.