Legislatura: Con represión afuera, el PRO aprobó la creación de UNICABA

Con un fuerte rechazo, tanto dentro como fuera del Palacio Legislativo, la mayoría propia del oficialismo porteño aprobó la creación de la Universidad Docente y del sistema de formación docente.

Pese a la resistencia de todo el arco opositor y de la comunidad educativa, la Legislatura porteña sancionó la Ley que habilita la creación de la Universidad porteña (Unicaba) y la del sistema de formación docente que puede significar el cierre de los 29 profesorados que posee la Ciudad. La nueva norma se aprobó con 34 votos a favor y 26 en contra.

Desde el principio, el proyecto de Rodríguez Larreta generó un fuerte repudio por parte de rectores, profesores y estudiantes de actuales Institutos de Formación, por ser “inconsulto, autoritario y atentar contra las fuentes de trabajo y la formación integral de los futuros docentes” denuncian los rectores en un comunicado.

La “Ley de la Formación Docente del Sistema Educativo y Creación de la Universidad de la CABA” (UniCABA) “que funcionará como persona jurídica pública estatal en la órbita del Ministerio de Educación e Innovación” y establece principios y objetivos de la formación docente así como derechos y obligaciones.  además crea la una institución universitaria que funcionará en los actuales Institutos Docentes estatales y privados.

En este sentido, la nueva norma dispone que será el Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad la entidad encargada de promover “la articulación entre la UniCABA y los IFD, a los fines de cumplir con los criterios de calidad” que exige la Ley nacional de Educación.

Esto sucedía afuera de la Legislatura mientras se votaba la Ley.

Afuera de la puerta de la Legislatura, trabajadores de los institutos junto a Legisladores y diferentes organizaciones se manifestaban en rechazo a la nueva Ley UNICABA fueron fuertemente reprimidos por la policía de la ciudad, “Así aprueban las leyes nefastas como la de #Unicaba: con Policía y matones. #NoALaUniCABA” denunció en su cuenta de Twitter la Legisladora Miriam Bregman que se encontraba en el lugar.

“Esta es la sesión de la vergüenza. Y ¿por qué digo de la vergüenza? Porque esto se repite. Los que ayer fuimos a acompañar la marcha de las enfermeras, una marcha gigantesca, vimos una situación similar también con la policía vallando. Estas son sesiones que no cuentan con ninguna garantía democrática” continuó en el recinto.

Es muy claro que es un proyecto profundamente despreciativo de los institutos. Plantea un formato que podemos sospechar que va a llevar al desfinanciamiento. En definitiva, esconde una muerte lenta de los institutos, que es lo que quería el proyecto original que se presentó el año pasado, advirtió Alejandra Birgin, ex Directora Nacional de Gestión Curricular y Formación Docente.

En el recinto cada Legislador dispuso de 20 minutos para hacer su exposición. El primer orador fue Maximiliano Ferraro de la Coalición Cívica ARI y Presidente de la Comisión de Educación, defendió el proyecto. “No nos creemos dueños de la verdad revelada, pero sí estamos convencidos de que parte de esta ley ayudará al Ministerio de Educación, a las instituciones educativas y a quienes piensan e investigan la educación a crear este tipo de políticas necesarias para el porvenir y la construcción de ciudadanía”, expresó.

“Queremos llevar tranquilidad porque está garantizada la acreditación y validación, no sólo de los actuales títulos que otorgan los institutos. El objetivo es que esta política jerarquice la docencia en nuestra Ciudad” afirmó.

Por parte de Unidad Ciudadana se expresó la Vicepresidenta primera de la Comisión de Educación, Lorena Pokoik quién advirtió “en los alrededores de la Legislatura están tirando gases lacrimógenos, tienen que darnos garantías de que no estamos sesionado mientras afuera los estudiantes están siendo reprimidos” y criticó el proyecto del PRO “Construir un proyecto donde no hay una necesidad y no darle respuesta a donde si lo hay, es de una irresponsabilidad muy grande. Es un disparate que la Ciudad se endeude para crear una Universidad, cuando esa necesidad ya está cubierta por los 29 Institutos de formación docente”, expresó y advirtió que se “están destruyendo a Institutos que son centenarios”.

Por su parte, Roy Cortina del Partido Socialista  advirtió “es una ley que no hay que subestimar, es una ley nociva y que rechazamos; va a tener un impacto en la Ciudad pero también a nivel nacional” .  Por otro lado, reprochó la falta de dialogo el mutismo de los diputados que apoyan la nueva ley; “La comunidad educativa jamás fue consultada en serio, que se enteró de este proyecto por los medios de comunicación. Es preocupante y vergonzoso la falta de intelectuales que sostuvieran esta ley, me llama la atención el silencio de los diputados del oficialismo”, argumentó.

En ese sentido, la diputada Myriam Bregman del Partido de los Trabajadores Socialistas señaló: “es una sesión de la vergüenza porque no cuenta con el mínimo funcionamiento democrático, donde el oficialismo no deja ingresar a la población y en donde no dejan ingresar a los medios” y denunció que “no estamos siendo escuchados, ya sabemos que los votos están; estamos hablando porque sabemos que esto se va a escuchar afuera y queremos que la población sepa de nuestro compromiso”.

En Linea con las palabras de Su colega partidaria, Patricio Del Corro denunció: “hay 34 diputados del oficialismo contra toda la comunidad académica, la votaron solos, con la intención de avanzar con la precarización de la educación y del trabajo, especialmente de la juventud”.

Santiago Roberto, del Bloque Peronista expresó que “es incomprensible la creación de una universidad que no fue consensuada con la comunidad educativa, no tiene el apoyo de ningún bloque opositor ni el respaldo de los especialistas en la materia” y se sumo al igual que sus colegas, denunció que “hay una manifiesta intención de vaciar los 29 profesorados de la Ciudad, en 12 meses el rechazo a la UniCABA ha sido unánime. Estamos hablando de una política de Estado; no podemos avanzar sobre el sistema de formación sin lograr los consensos necesarios”.

“Desde el oficialismo dijeron que la universidad era necesaria porque faltaban docentes, cuando en realidad lo que hace falta son incentivos, mejoras salariales y condiciones de trabajo dignas. También argumentaron que los profesorados no investigan ni producen conocimiento, y eso es otra mentira”, finalizó.

La nueva Ley genera tanto rechazo que para garantizar la sesión, los diputados oficialistas decidieron ingresar al Palacio Legislativo a las 4 de la madrugada para evitar posibles bloqueos y no conseguir el cuorum necesario para sancionar la ley, así lo reveló en declaraciones a radio Mitre la Ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, “Teníamos información de parte de sectores de la oposición que iban a tratar de impedir el ingreso del oficialismo para que se cayera la sesión, por eso decidimos que concurrieran a esa hora”.