Este miércoles por la mañana habrá paro de subte contra los trenes con asbesto

La medida de fuerza regirá de 5:30 a 8:30 horas, buscan que se revisen todos las formaciones de la Línea B por la supuesta parecencia de componentes cancerígenos.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) anunció un paro total en todas las líneas del subterráneo para el próximo miércoles 21 de marzo desde que comienza el servicio a  las 05:30 y hasta las 08:30 horas.

El reclamo es por la presencia de asbesto en tres formaciones compradas a España que funcionan en la Línea B, piden medidas de seguridad y que se haga una revisión de todas las formaciones de dicha línea ya que sospechan que pueden contener repuestos con componentes cancerígenos y que se pueda determinar con certeza si estos otros coches no contienen partes cancerígenas.

“A lo largo de casi un mes hemos denunciado la presencia de asbesto en los trenes CAF5000, que ya hemos hecho retirar de circulación, y la clara sospecha de su presencia en los trenes CAF6000”, expresaron desde la AGTSyP.

Para nada es un dato menor que la semana pasada la Corte Suprema de Justicia ratificó un fallo que le quita la personería gremial a los Metrodelegados, un gremio muy opositor al gobierno y los dejó una situación de inferioridad en su lucha por dejar de pertenecer a la Unión Tranviarios Automotor (UTA), un gremio muy cercano al gobierno.

Por otro lado. los Metrodelegados también reclaman “a las autoridades de la Subsecretaria de Trabajo, a SBASE y a Metrovias que envíe a los trabajadores que estuvieron en contacto con los trenes (con asbesto) a realizar los estudios médicos correspondientes”.

“Ante esta situación, nos vemos obligados a realizar medidas de autodefensa, que consistirán en la paralización de las seis líneas de Subte y el Premetro el día miércoles 21 entre las 05:30 y las 08:30. Lamentamos tener que llegar a esta situación, pero la necesidad de custodiar la salud de nuestros compañeros y usuarios sumado a la intransigencia empresarial y de las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires no nos deja alternativas”, indicaron.

“Ha transcurrido casi un mes de conocida la presencia de material cancerígeno en los trenes comprados al Metro de Madrid para circular en la línea B de Buenos Aires y aun no hemos tenido respuestas a nuestros reclamos”, señaló Claudio Dellecarbonara, delegado del sindicato.

Por su parte, el gremialista Roberto Pianelli  expresó al canal de noticias c5N: “No dejan inspeccionar los trenes, no dejan que se tomen partículas y se estudien en un laboratorio. Es la única forma de que podamos estar tranquilos. Pero se está queriendo ocultar algo y están jugando con la vida de nuestros compañeros”.